¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico de un niño?

Los bebés nacen con un sistema inmunitario más débil porque es inmaduro y aún no tiene memoria inmunológica al no haberse enfrentado a muchos patógenos. Para evitar que se pase todo el tiempo enfermo, debes seguir una serie de consejos para su sistema inmunológico se vaya fortaleciendo.

 

Consejos para fortalecer el sistema inmunitario del bebé

1- La lactancia materna proporciona anticuerpos y nutrientes que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico del bebé. Por eso, se aconseja alimentar al lactante con leche materna exclusiva siempre que sea posible. Si por algún motivo hay que recurrir a las leches de fórmula, busca aquellas que ayuden a fortalecer el sistema inmune del bebé.

2- Fomenta la actividad física regular. El ejercicio moderado puede ayudar a mejorar la salud en general y fortalecer el sistema inmunológico. Y si ese ejercicio o actividad es al aire libre, mejor ya que podrá además sintetizar vitamina D.

3- Dormir y descansar las horas adecuadas. Asegúrate de que tu hijo duerma lo suficiente según su edad. El sueño es esencial para el desarrollo y la función adecuada del sistema inmunológico. Un descanso insuficiente aumenta el riesgo de enfermedades.

4- Mantén una buena higiene y enseña y refuerza prácticas de higiene, como lavarse las manos regularmente, especialmente antes de comer y después de usar el baño. Esto ayuda a prevenir la propagación de gérmenes.

5- Vacúnale de todas las vacunas recomendadas. Las vacunas son una forma efectiva de prevenir enfermedades infecciosas y fortalecer la inmunidad ya que introducen anticuerpos en el organismo del bebé ayudándole a defenderse de las infecciones.

6- Evita el humo del tabaco y que se fume cerca del peque ya que este humo puede debilitar el sistema inmunológico y aumentar el riesgo de infecciones respiratorias.

7- La exposición moderada al sol ayuda a la síntesis de vitamina D, que es esencial para un sistema inmunológico saludable. Asegúrate de que tu hijo obtenga suficiente vitamina D a través de la exposición al sol y la dieta, pero siempre con cuidado de no estar mucho al sol sin protección.

8- Fomenta la ingesta adecuada de líquidos, como agua leche, para mantener una hidratación adecuada.

9- La interacción social y el juego con otros niños pueden contribuir al desarrollo social y emocional, así como a la exposición gradual a diferentes gérmenes, lo que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. No es conveniente mantener al niño aislado y en una burbuja ya que eso evita que se exponga de manera controlada a los microorganismos, lo que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y reconocer antígenos.

10- Evita el uso innecesario de antibióticos ya que dañan la microbiota intestinal, debilitando el sistema inmunológico y aumentando el riesgo de patologías autoinmunes, como la enfermedad inflamatoria del intestino y el asma o la obesidad.

¿Cómo debe ser la dieta?

Una vez que el bebé comienza a incorporar alimentos a su dieta, debes asegurarte de que esta es variada y equilibrada, incluyendo alimentos que proporcionan las vitaminas, minerales y otros nutrientes que el sistema inmunitario necesita para funcionar correctamente:

1- Vitamina C, presente en los cítricos y otras frutas como las fresas o el kiwi, las verduras o las legumbres. La vitamina C repara los glóbulos rojos, los tejidos de huesos y músculos y fortalece las defensas.

2- Hierro, indispensable para el buen funcionamiento del sistema inmune ya que ayuda a la producción de los glóbulos rojos. Se encuentra en la yema de huevo, los granos enteros, las carnes, las legumbres… Debe consumirse junto a los cítricos para favorecer la absorción del hierro.

3- Antioxidantes, presentes en las frutas y verduras de color naranja y amarillo, y hortalizas como zanahorias, camotes y brócoli. Los antioxidantes desempeñan un papel importante en el sistema inmunológico al ayudar a proteger las células del daño causado por los radicales libres. Los radicales libres son moléculas inestables que pueden causar estrés oxidativo en el cuerpo, lo que puede contribuir al envejecimiento celular y a diversas enfermedades.

4- Vitamina E, que fortalece el sistema inmunológico. La vitamina E protege las membranas celulares contra el daño causado por los radicales libres y ayuda a mejorar la actividad de los glóbulos blancos, como los linfocitos y los macrófagos. Presente en frutos secos y verduras de hoja verde.

5- Probióticos, microorganismos vivos que ayudan a estimular el sistema inmunológico y contribuyen a combatir las enfermedades, manteniendo una flora intestinal saludable. Se encuentran en el yogur, el kéfir, etc.

6- Zinc, necesario para el desarrollo y la función adecuada de los glóbulos blancos, incluyendo los neutrofilos, los linfocitos y los monocitos. También favorece la respuesta inflamatoria y la actividad de las células asesinas naturales (NK). Alimentos ricos en zinc incluyen carne, mariscos, productos lácteos, nueces, semillas y legumbres.

7- Vitamina D: la vitamina D puede modular la respuesta inflamatoria al regular la producción de ciertas citoquinas, que son proteínas involucradas en la señalización entre las células del sistema inmunológico. También puede estimular la producción de linfocitos T y modula la respuesta inmunológica innata, incluyendo la actividad de los fagocitos, células que ingieren y destruyen patógenos. La principal fuente de vitamina D es la exposición al sol, ya que la piel puede sintetizar vitamina D cuando se expone a la luz solar ultravioleta B (UVB). Además de la exposición solar, la vitamina D se encuentra en algunos alimentos, como pescados grasos, huevos, productos lácteos fortificados y suplementos vitamínicos.

Fuentes:

Bezirtzoglou, E., & Stavropoulou, E. (2011). Immunology and probiotic impact of the newborn and young children intestinal microflora. Anaerobe, 17(6), 369-374.

Adams, J. S., Liu, P. T., Chun, R., Modlin, R. L., & Hewison, M. (2007). Vitamin D in defense of the human immune response. Annals of the New York Academy of Sciences, 1117(1), 94-105.

Carr, A. C., & Maggini, S. (2017). Vitamin C and immune function. Nutrients, 9(11), 1211.

A.E.P. (2020). Influencia de la alimentación en la inmunidad. Asociación Española de Pediatría, Iniciativa Jueves Con Ciencia.

Title: ¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico de un niño?

Descripción: Los bebés nacen con un sistema inmunitario más débil porque es inmaduro y aún no tiene memoria inmunológica al no haberse enfrentado a muchos patógenos. Para evitar que se pase todo el tiempo enfermo, debes seguir una serie de consejos para su sistema inmunológico se vaya fortaleciendo.

Post RRSS: ¿Se puede fortalecer el sistema inmunológico de nuestro hijo? ¿Cómo? ¿Qué alimentos hay que ofrecerle? ¿Qué consejos debemos seguir? Descúbrelo todo y ayuda a tu peque a no enfermar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *